Y la basura… ¿dónde la echo?


Por Viviana Juana Rivero Ortega

Dentro de las problemáticas ambientales que afligen a nuestra ciudad, se encuentra el acto irreflexivo de las personas de depositar la basura fuera de los contenedores destinados a ello.

Sin embargo, hurgando un poco más en la cuestión, a veces la causa del problema no radica sólo en falta de conciencia, sino de colectores.

La calle Obispo, una de las más transitadas en la capital, si bien cuenta con una suma significativa de tiendas, cafeterías y restaurantes, tiene la deficiencia de poseer -desde la calle San Ignacio hasta el Parque Central- solo dos cestos de basura.

¿Qué hacer cuando después de haber caminado dos o tres cuadras, no hay dónde evacuar los desperdicios? Ante tal interrogante, muchos de lxs transeúntes, en su recorrido, deciden arrojar los desechos en cualquier parte, usando como argumento la ausencia de colectores.

No pretendo justificar a quienes toman tal decisión, pero qué se puede hacer ante tal contexto. Si bien esa no es la solución, tampoco todas las personas están dispuestas a transitar casi un kilómetro con la basura en la mano, y la esperanza remota de encontrar algún sitio donde deponerla.

Quienes desde alguna cuota de poder gustan de culpar a la gente común, y se regodean hablando de las “indisciplinas sociales”, parecen olvidar algo obvio: por muy elemental que parezca, para botar la basura en los contenedores es necesario contar primero con los mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s