La Habana está de bala


Por Isbel Díaz Torres

Esquina de E y 19 en el Vedado
Esquina de E y 19 en el Vedado

Nada cambia en La Habana respecto a su ya tradicional suciedad. He llegado a pensar, por momentos, que tal aspecto es intrínseco de la capital de Cuba, y que quienes aquí vivimos debiéramos abrazar tal situación como eso que llaman “identidad”.

No obstante, es conveniente saber qué están haciendo las autoridades responsables, además de echarle la culpa a la población con la conocida frase de “indisciplina social”.

En su espacio Libre Acceso, la TV provincial realizó una segunda parte del programa dedicado a “Higiene Ambiental” en la urbe capitalina, donde un grupo de burócratas regresaron a presentar algunas excusas disfrazadas de “cifras” y “estrategias”.

De tal modo, supimos por un vecino entrevistado, que en una localidad del municipio de San Miguel del Padrón hace 21 días que Comunales no pasa a recoger la basura, mientras que en San Francisco de Paula hay un vertedero que ha crecido hace más de 15 días.

Los funcionarios reconocen que los municipios de San Miguel del Padrón, Arroyo Naranjo y Habana del Este son los más críticos de La Habana, y refieren problemas de equipamiento técnico, pero, sobre todo, de organización del trabajo.

“No están cumpliendo la estrategia”, dice uno de los funcionarios en el set de televisión, e informa que de 50 viajes diarios, los equipos están realizando solo 25, y además, con poco aprovechamiento de la capacidad instalada. Con ello se refiere a que los camiones llegan al vertedero con menos basura que la establecida, según su capacidad de colecta.

San Miguel presenta su disponibilidad técnica en solo un 60%, pero el problema se extiende a toda la capital. Más de 20 camiones colectores de desechos sólidos están fuera de servicio en el territorio actualmente, prácticamente la mitad.

En los talleres del Ministerio de Industria tratan de repararlos, pero lo cierto es que los mismos camiones retornan con bastante frecuencia, según afirma uno de los directivos entrevistados.

Por su parte, Centro Habana, que trabaja con tres colectores nocturnos y uno diurno en uno de los territorios con mayor densidad poblacional del país, sufrió esta semana un atraso en 3 días.

En otro orden de cosas, según cuenta una televidente (y lo podemos confirmar quienes vivimos en la capital) los trabajadores de Comunales no disponen de equipamiento elemental para desarrollar su trabajo y protegerse, tales como guantes, botas, y palas

Sin embargo, el responsable afirmó que sí existen tales accesorios. Los trabajadores de Comunales reciben botas 2 veces al año, guantes 3, y las palas una vez; además, reciben un escobillón, y ropa adecuada. El problema es de “falta de exigencia y control”, recalca.
Parque La Cotorra.

Parque La Cotorra, en Guanabacoa
Parque La Cotorra, en Guanabacoa

La situación de los contenedores, no obstante, parece estar en un mejor momento. Para este año, el plan de importación de contenedores era de 3 mil, pero se trajeron 4 mil 619, y a eso se suman los 7 mil 500 producidos nacionalmente, por lo que los funcionarios confían en que cumplirán el plan de tener 13 mil nuevos contenedores este 2016.

Vale decir que es la Unión de la Industria Militar quien fabrica estos contenedores en Cuba, y quien también recupera parte de los equipos como camiones y tractores para la colecta de desechos sólidos.

Con la estrategia diseñada por el gobierno de la capital (que también incluye financiamiento de nivel nacional), es decir, con esos equipos y contenedores, los burócratas piensan que la situación va a mejorar significativamente, pues se garantizaría el 60% de recogida de los desechos sólidos.

¿Y qué pasará con el 40% de la basura que no será recogida?

En el paquete de soluciones que ofrece el sistema está el conocido método de cambio de dirigentes. Así sucedió en Habana del Este, donde cambiaron la administración completamente, aunque todavía se está realizando solo el 50% de los viajes de recogida de desechos.

Por otra parte, se mencionó casi al final, y atropelladamente, que hay firmas extranjeras que quieren trabajar en esta área de recogida de desechos, pero no se informó qué firmas eran estas, ni el esquema de participación que seguirían.

Mientras, la anunciada Ley de Reciclaje, anunciada hace años, sigue sin aparecer, y los buzos habaneros parecen ser las personas más preocupadas por la higiene de una ciudad que, como dice aquel tema de Frank Delgado:

La Habana está muy sucia,
La Habana tiene piojos,
La Habana tiene giardias.
Resulta baladí
Hacerle una balada.
La Habana está de bala.

Publicado en: http://www.havanatimes.org/sp/?p=118908

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s