Ceiba contra viento, marea… y paredes


Por Isbel Díaz Torres

seiba-webEsta majestuosa ceiba ha venido a devolvernos la fe en la gente noble de esta ciudad.

Su vigor indetenible no ha tenido consideración con las humanas construcciones a su alrededor, y como un río vertical ha subido entre vigas y paredes.

Pero esa naturaleza rebelde ya la conocíamos.

Lo que nos asombra aquí es la buena voluntad de los vecinos y vecinas de Las Cañas, en el Cerro, que han permitido la libre expresión vegetal, incluso en contra de su propio beneficio personal.

Se trata de una actitud diametralmente opuesta a la que movió a la tala de nuestra extinta Seiba de San Agustín, hace 10 años.

Significados sagrados, humildad, respeto por lo natural y por lo sobrenatural, simpatía… son algunas de las razones que pudieran explicar el milagro de la sobrevivencia de este árbol en una ciudad que, a pesar de haber sido fundada a la sombra de una ceiba, ha ido cayendo sistemáticamente en la desidia, la insensibilidad, la abulia; mientras tala e irrespeta a cientos de árboles.

Llegue nuestro agradecimiento a la gente buena del Cerro, por preservar su patrimonio natural, y con ello, su propia alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s