Venta de carne de caguama en Cuba


Por Lilian Pérez González

Durante unas vacaciones visité un pueblo costero al norte de la provincia de Artemisa, conocido como Orozco. Existe allí una playa fantástica con una instalación de campismo que resulta agradable a la mayoría de los que la visitan.

Orozco es un pueblo pequeño, donde la mitad de los hombres adultos salen a pescar una o dos veces por semana. Puede ser para comer, pero en la mayoría que practica esta actividad lo hace para vender la pesca del día. Es un negocio lucrativo, por cierto.

Entre las presas que pude observar, había variedad de pescados difíciles de identificar para mí, pero vi algo más, que me sugestionó durante toda mi estancia en la zona y hasta el día de hoy no logro olvidar: un ejemplar de caguama.

Se trataba de un ejemplar adulto, de alrededor de 35 años, y ¡vivo! Recalco esto por la forma tan brutal en que asesinaron la tortuga marina, a la vista de todos los bañistas que estábamos en aquel momento en la playa.

No había nadie en el lugar con autoridad suficiente siquiera para denunciar aquello que sucedía.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado la caguama (Caretta caretta) como una especie amenazada con categoría de “vulnerable”, es decir, con una alta probabilidad de convertirse en “especie en peligro de extinción”.

La caguama está incluida en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), por lo que su comercialización internacional es considerada ilícita.

Es una especie sin otras armas naturales para defenderse de sus depredadores que no sea su caparazón. Sus depredadores son muchos: depredadores de huevos y neonatos incluyen gusanos oligoquetos, escarabajos, larvas de moscas, hormigas, larvas de la avispa parasitaria, moscas de la carne, cangrejos, serpientes, gaviotas, ratas, hurones, perros, gatos, cerdos, y seres humanos.

Este tipo de tortuga solo sube brevemente a la playa para desovar. Tiene una baja tasa de reproducción; las hembras tienen un promedio de cuatro puestas de huevos y luego pasan por un período en el cual no ponen huevos durante dos o tres años. Llega a la madurez sexual entre 17-33 años y tiene una longevidad de 47-67 años.

Al salir de sus huevos, y durante la migración desde sus nidos hasta el mar, las crías son depredadas por larvas de moscas, cangrejos, sapos, lagartos, serpientes, aves, y mamíferos. Después, en el océano, los depredadores de los nenonatos incluyen peces y cangrejos.

Es más raro que los adultos sean atacados debido a su gran tamaño, no obstante,  pueden ser presa de tiburones, retenes, y orcas. Hasta 40% de las hembras anidadoras tienen heridas que fueron probablemente causadas por ataques de tiburones. Durante el desove, las hembras pueden ser atacadas por moscas de la carne, perros salvajes, y sobre todo: seres humanos.

Diversos países han propuesto infinidades de acciones para proteger estos animales y en Cuba se desarrollan proyectos nacionales e internacionales para ayudar al desove y la protección de las hembras cuando llegan a la costa.

La Universidad de Pinar del Río, por ejemplo, tiene proyectos de este tipo unidos a los trabajadores del Cabo de San Antonio, pero ¿será suficiente? A pesar de todas las legislaciones establecidas para proteger esta especie y otras como el manatí y el carey, siguen siendo víctimas de los seres humanos por causas tan variadas como personas existen.

Sería bueno no solo multar a esas personas que, por desconocimiento o cualquier malévolo pensamiento, cazan indiscriminadamente los ejemplares de esta especie, sino también crear conciencia de la fauna tan variada y rica que posee nuestra isla para poder dejar descansar estos animales y saciar los apetitos con otros que estén menos escasos.

También la rigurosa protección de sus hábitats, hoy amenazados por los desarrollos turísticos en las costas cubanas incluso al interior de Áreas Protegidas, es imprescindible para una eficaz protección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s