Archivo de la etiqueta: Caperucita Re-verde

No le tenemos miedo al cambio climático


Por Caperucita Re-verde

Una de las últimas modas estatales cubanas es el Cambio Climático. Entre las imágenes usadas para este nuevo apocalipsis revolucionario están, desde Noé (ahora viviendo en Cajío o Guanabo y preparándose para las próximas inundaciones costeras), Jonás (sobreviviendo dentro de un gran pez ¿será una claria?), hasta el Mesías (que ya sabemos dónde nació y qué Evangelio escribió después de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro… una importante especie biológica está en grave peligro de extinción, el hombre…bla bla bla).

Cualquiera que haya escuchado la Mesa Redonda del pasado 15 de mayo sobre el todopoderoso Plan del Estado para el enfrentamiento al cambio climático se convencerá que ya no hace falta comprarse motos eléctricas, filtros de agua, microwaves, ni ropa de Rusia, Panamá o Guyana; sino tanques de oxígeno, patas de rana y careta subacuática.

Por suerte para las TRD y las mulas importadoras de baratijas, la audiencia de este programa de la TVC es bajísima y solo algunos renegados del Pakete y articulistas cursis que escriben para boletines como este, lo vemos.

Ejerciendo el derecho ciudadano de acceso a la información ambiental, reconocido en la Ley 81 de Medio Ambiente, El Guardabosques visitó  recientemente el famoso Dique Sur que se extiende por 52Km entre Playa Majana (Artemisa) y Playa Batabanó, para conocer sobre las labores de rehabilitación y mantenimiento de esta obra que formó parte de la llamada “Voluntad Hidráulica” que el Estado cubano realizó en los 80 con el objetivo expreso de no dejar que una gota de agua llegue al mar… y ahora es parte de la acción estratégica de Vida: mejoramiento de la infraestructura.

Seguir leyendo No le tenemos miedo al cambio climático

Anuncios

¿Se (sub)desarrolla Mariel?


Por Caperucita Re-verde

Desde la primera etapa de la Zona Especial Desarrollo (ZED) Mariel entre 2011 y 2014, muchos estamos preocupados de su “Desarrollo”, porque lo de “Especial” ya lo sabemos, o peor, sufrimos.

Esta “Zona” ha sido una de las más depredadas y contaminadas del país. Los proyectos megalómanos industriales de los 70’ y 80’ con la construcción de una fábrica de cemento y una termoeléctrica que todavía asfixia a sus habitantes, así como los distintos planes agropecuarios, entre ellos el fracasado henequén, transformaron el paisaje irreversiblemente.

Mariel formaba parte de un continuo de vegetación de manigua y bosque costeros que se extendía desde Cabañas hasta Hicacos, del que hoy sólo quedan unos pocos relictos en Canasí y Varahicacos. Entre los valores que todavía se conservan están 4 subespecies de caracoles terrestres de la especie Ligus fasciatus (una de las más abundantes, pero mayormente fuera del Sistema de Áreas Protegidas, según un informe del CNAP). Entre las subespecies presentes en Mariel están: Ligus fasciatus howelli, L. mcgintyi, L. nobilis, y L. tabioi.

Actualmente, con el desarrollo de la infraestructura y sobre todo del dragado de la bahía para permitir la entrada de los barcos denominados New Panamax, estos representantes de la malacofauna cubana pueden ser vulnerables a sufrir algún tipo de impacto. Seguir leyendo ¿Se (sub)desarrolla Mariel?