Archivo de la etiqueta: Carlos Fraguela

El árbol y el mar


Anuncios

Flores artificiales en los manglares de La Habana


Por Carlos Fraguela

floresEntre los sistemas ecológicos más complejos de la naturaleza un pequeño detalle son los manglares. En la ciudad de La Habana existen algunos ejemplos de estos complejísimos y hermosísimos espacios, refugio temporal o permanente de una gran parte de nuestra fauna y afectados por la contaminación que produce la acción del ser humano.

flores-1Me gusta visitar estas áreas, y en los últimos tiempos me ha empezado a molestar cada vez más el aspecto que muestran. Bolsas de polietileno, sacos de nylon, y todo tipo de recipiente u objeto desechado y lanzado a las vías de agua o alcantarillas, y ahora enredado en las ramas de estos árboles o en las ramas de corales en la costa.

flores-2De vez en cuando alguna marejada arroja parte de la basura que flota y la deposita en la costa. Las ramas son como un filtro que traba y captura parte de los desechos que afean el paisaje.

cangrejo-con-suela-de-zapatoAunque los árboles son muy resistentes, las especies animales que viven aquí son algo más frágiles, y si no se protege lo que queda muy pronto se hará más larga la lista de extinciones.

mangle

Asesinos de árboles en La Habana


Por Carlos Fraguela

Llevo mucho tiempo sin escribir, he aprendido que es mejor no hacerlo si las palabras no servirán para algo útil, cada día quiero hablar menos. Hoy llegué a mi casa tarde en la noche, y al pasar por la calle donde vivo recibí un golpe bajo al percibir que habían cortado dos árboles hermosísimos que estaban junto a la acera, media cuadra calle arriba.

Creo que eran los más bellos de la zona, debe ser por eso que los cortaron; se encontraban separados los troncos a tres metros de distancia, sé que las raíces estaban entrelazadas hace mucho. Eran una majagua y un roble blanco. Los que me conocen saben cuánto me duele.

Cada día al volver del trabajo paso bajo esa sombra doble, aquí ya no hay inviernos y las flores de la majagua me ayudan siempre con los catarros. Las flores del roble blanco son maravillosas. No se por qué dicen que los cubanos son cultos. A nadie aquí le importa que maten los seres alrededor. Seguir leyendo Asesinos de árboles en La Habana