Archivo de la etiqueta: indisciplina social

Áreas “alternativas” de depósito de basura


Por Viviana J. Rivero Ortega

Para nadie es un secreto que los contenedores destinados para el depósito de basura son insuficientes en la capital cubana. Guanabacoa, territorio perteneciente a La Habana no escapa de esta realidad. Y así somos testigos a diario lxs habitantes de este municipio de la acumulación de basura en las calles.

Una de de las causas es la escasa cantidad que hay de tanques de basura, como también son conocidos estos colectores, para albergar los desechos hasta que los camiones de comunales los recojan. Por ello muchas veces encontramos lxs transeúntes lomas de malolientes y putrefactos desechos, al lado de cada tanque.

También la ubicación de mencionados reservorios es un tanto alejada de algunas viviendas y son agrupados casi siempre en pareja para poder concentrar mayor cantidad de basura. Seguir leyendo Áreas “alternativas” de depósito de basura

Anuncios

San Agustín y su basura


Por Isbel Díaz Torres

La esquina de 244 y 37, en San Agustín, es un eterno basurero. Sistemáticamente paso por ese lugar, y nunca sucede que los tanques estén vacíos o al menos, que la basura esté dentro. El panorama común es que los tanques estén desbordados, con el hedor y las moscas invadiendo la zona.

Microvertedero en 244 y 37. San Agustín

Tal microvertedero está muy cerca de la entrada a un círculo infantil, y por esa esquina pasan diariamente cientos de niños y adolescentes hacia las secundarias Olof Palme y Camilo Cienfuegos, y hacia la primaria 5 de Septiembre.

Hay muchas razones para que el lugar permanezca así, pero la fundamental es la negligencia estatal a la hora de proveer suficientes depósitos de basura, y recogerla con una frecuencia suficiente como para que nunca lleguen a desbordarse los tanques. Seguir leyendo San Agustín y su basura

El Recurso del Método: una fórmula periodística cubana


Por Isbel Díaz Torres

El periodista Lazaro Manuel Alonso nunca me respondió a mi amable carta sobre el tema de los desechos en la capital. Es por eso que la hice pública recientemente.

Lo que sí hizo este periodista fue regresar la semana siguiente con el mismo tema, y arremeter con más fuerza contra las personas, y justificar aún más a las autoridades responsables de que La Habana sea casi un gran vertedero. Era posible percibir la indignación en su tono de voz.

Lázaro cambió en esta ocasión la tradicional expresión “indisciplina SOCIAL” por una más fuerte como “indisciplina POPULAR”.

Si bien el término “indisciplina social” se ha usado tradicionalmente por la prensa oficialista cubana, y por los funcionarios y dirigentes del país para culpabilizar a la gente, al menos la fórmula permitía imaginarnos que también se dirigían a las instituciones sociales relacionadas con el tema en cuestión.

Con la fórmula de Lázaro, sin embargo, quedan disipadas las dudas, y se imputa toda la responsabilidad al “pueblo”. Finalmente logramos que el sistema logre expresar con más exactitud sus verdaderos sentimientos, y que la prensa, como la parte más visible que sustenta a ese sistema, perfeccione su atrea de limpiarle las manos al poder.

Indisciplina popular, sin embargo, bien pudiera ser eso que mueve a los pueblos a rebelarse contra las opresiones de todo tipo, lo que lleva a los activistas a denunciar los atropellos y depredaciones de las empresas y burócratas.

El ejercicio de “disciplinar a las masas” para así poder controlarlas y manipularlas mejor, es bien viejo. “El recurso del método” le llamaría Carpentier.

Carta pública de El Guardabosques al periodista Lázaro Manuel Alonso


Basura en La Habana

Estimado Lázaro:

Ha sido muy interesante tu programa El Tema en la revista matutina de Buenos Días, este lunes 12 de diciembre, sobre la problemática epidemiológica en Cuba y sobre todo en La Habana.

Quisiera, no obstante, compartir contigo una reflexión que pudiera ser útil.

Es casi una tendencia en los medios cubanos acercarse a las problemáticas sociales con un discurso que percibo como contradictorio. En específico, lo relacionado a eso que se ha dado en llamar “Indisciplinas Sociales”, término que viene a encubrir la primaria y esencial responsabilidad estatal en su gestión de estos problemas.

Basura en La Habana – La Lisa

Y digo que es contradictorio porque, aunque he visto que en muchos de tus reportajes mencionas los incumplimientos, las violaciones, la no sistematicidad, y la insuficiencia en las acciones de muchas instituciones públicas, al final, como colofón de los reportajes, queda la gente común como principal responsable. Lo mismo pasa en Cuba Dice, por más que entrevisten a funcionarios.

Es mi criterio que tal manera de presentar la problemática (por ejemplo, de los microvertederos que asolan La Habana) en poco ayuda a su solución. Si bien las indisciplinas sociales existen, estas son reflejo de la indisciplina institucional. Un simple ejemplo: de poco sirve exigir a las personas que coloquen sus desechos en los tanques de basura, cuando no hay tanques de basura disponibles, o los disponibles están rotos y colmados, o simplemente, aunque estén totalmente desocupados, la población tiene la certeza que Comunales no vendrá a recogerlo en 15 días. Esa imagen del tanque vacío y la basura en el suelo no es una muestra de indisciplina social; es muestra de que Comunales visitó el lugar después de una semana, recogió la basura, y dejó la restante (la que no cupo nunca en el tanque) sin recoger. Es decir, otra muestra de indisciplina institucional. Seguir leyendo Carta pública de El Guardabosques al periodista Lázaro Manuel Alonso