Archivo de la etiqueta: Voluntad Hidráulica

Resucita Cuba el fantasma de la voluntad hidráulica


Por Isbel Díaz Torres

El nuevo Plan del Estado para el enfrentamiento al Cambio Climático pretende retomar una de las experiencias más nefastas del voluntarismo ¿comunista? del siglo XX: la voluntad hidráulica.

Bajo el infantil nombre de Tarea Vida, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) ha presentado al Gobierno un ambicioso programa con aciertos y desaciertos, de los que estaremos hablando en futuras entregas, pero donde destaca de manera especial el tratamiento a los recursos hídricos en Cuba.

Según fuentes oficiales cubanas, el 30% del agua (unos 240 millones de litros) que demanda el país anualmente, proviene de fuentes subterráneas.

Esos mismos especialistas coinciden en que por ser Cuba un archipiélago largo y estrecho, sus cuencas son abiertas al mar, y cuando baja el nivel de los acuíferos, sucede un fenómeno conocido como intrusión salina. De ese modo el agua salada, más densa, se introduce desde el mar hacia los acuíferos bajo tierra firme, contaminando las fuentes de agua potable que antes estaban disponibles.

Cada año, este fenómeno afecta más seriamente a Cuba, que vive una casi crónica sequía, agravada por un sistema de almacenamiento y distribución severamente colapsado. La gran rotura hace unas semanas en una de las conductoras principales de la capital, es solo un ejemplo.

Pero en esta entrega quiero enfocarme no ya en la distribución del líquido, sino en su colecta y almacenamiento.

Y es que aquella funesta experiencia iniciada por Fidel Castro en 1962, hoy se intenta retomar. Que conste que digo funesta, no por las intenciones de proveer a la población, la agricultura y la industria de suficiente agua para su desarrollo, sino por la mirada festinada y a corto plazo que tenía el entonces presidente cubano sobre el tema. Sigue leyendo Resucita Cuba el fantasma de la voluntad hidráulica

No le tenemos miedo al cambio climático


Por Caperucita Re-verde

Una de las últimas modas estatales cubanas es el Cambio Climático. Entre las imágenes usadas para este nuevo apocalipsis revolucionario están, desde Noé (ahora viviendo en Cajío o Guanabo y preparándose para las próximas inundaciones costeras), Jonás (sobreviviendo dentro de un gran pez ¿será una claria?), hasta el Mesías (que ya sabemos dónde nació y qué Evangelio escribió después de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro… una importante especie biológica está en grave peligro de extinción, el hombre…bla bla bla).

Cualquiera que haya escuchado la Mesa Redonda del pasado 15 de mayo sobre el todopoderoso Plan del Estado para el enfrentamiento al cambio climático se convencerá que ya no hace falta comprarse motos eléctricas, filtros de agua, microwaves, ni ropa de Rusia, Panamá o Guyana; sino tanques de oxígeno, patas de rana y careta subacuática.

Por suerte para las TRD y las mulas importadoras de baratijas, la audiencia de este programa de la TVC es bajísima y solo algunos renegados del Pakete y articulistas cursis que escriben para boletines como este, lo vemos.

Ejerciendo el derecho ciudadano de acceso a la información ambiental, reconocido en la Ley 81 de Medio Ambiente, El Guardabosques visitó  recientemente el famoso Dique Sur que se extiende por 52Km entre Playa Majana (Artemisa) y Playa Batabanó, para conocer sobre las labores de rehabilitación y mantenimiento de esta obra que formó parte de la llamada “Voluntad Hidráulica” que el Estado cubano realizó en los 80 con el objetivo expreso de no dejar que una gota de agua llegue al mar… y ahora es parte de la acción estratégica de Vida: mejoramiento de la infraestructura.

Sigue leyendo No le tenemos miedo al cambio climático